¿Qué Recetas buscas?

Albóndigas de carne caseras. Receta paso a paso

receta albondigas carne caseras
Albóndigas de carne caseras

Albóndigas de carne caseras


Curiosamente, este plato lo enseñaron los árabes a los europeos hacía el Siglo XVI. Ya por aquel entonces las cocinaban en aceite y especias. Su nombre original es al-bundaqa que significa "la bola". Es un plato delicioso que admite gran cantidad de acompañantes como las recurridas patatas fritas, en salsa de tomate, arroz, habas, champiñón, guisantes etc... Y podemos realizarlas no solo con carne, sino también con pollo, pavo o pescado, como por ejemplo, las albóndigas de merluza y frutos secos.

Si no tenéis mucho tiempo de cocinar, aconsejo que hagáis una buena tanda de albóndigas, las guardéis en unas tarteras y las congeléis, de este modo, te durarán unos cuantos meses en el congelador. Y podrás recurrir a ellas cada cierto tiempo para ahorrarte cocinar. Ésta es una receta sencilla que os describo paso a paso. Cómo ya sabes, déjame un comentario en este artículo si algo no queda claro, tienes dudas o quieres ampliar la información de la receta. Que aproveche cocinillas!

INGREDIENTES  [4 personas]:


  • 500 gramos de carne picada mixta (mitad cerdo mitad ternera)
  • 2 huevos
  • 1 diente de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 1 tomate
  • 1 vaso de vino blanco
  • medio vaso de leche
  • 100 gramos de harina
  • perejil
  • sal
  • 1 rebanada de pan del día anterior o en su defecto
  • 2 cucharadas soperas de pan rallado  


ELABORACIÓN DE LAS ALBÓNDIGAS DE CARNE


  1. En un bol pequeño desmigamos el pan duro y añadimos la leche. En otro más grande batimos los huevos, echamos una pizca de sal, pimienta negra molida, un ajo picado, perejil y la carne. A esta mezcla añadimos la primera del bol pequeño. Mezclamos bien todo y lo dejamos macerar media hora.
  2. Pasado este tiempo, cogemos la trocitos de carne del tamaño que queramos las albóndigas y las moldeamos dándolas una forma redonda. En un plato echamos harina y las rebozamos una a una. Una vez rebozadas, echamos en una sartén dos dedos de aceite y las freímos entre 3 y 4 minutos por cada lado.
  3. Según se frían las pasamos a una cacerola aparte. Ahora realizamos el sofrito, que consiste freír con un poquito de aceite la cebolla y el pimiento picados, pasados 10 minutos añadimos el tomate picado. Lo freímos a fuego lento y lo movemos con una cuchara de madera durante 15 o 20 minutos y le añadimos el vaso de vino blanco. Añadimos la salsa del sofrito resultante a la cacerola de las albóndigas.
  4. Ponemos todo a cocer a fuego lento durante 15 minutos. Si nos queda muy espeso podemos añadir un poco más de vino o agua.


ANOTACIONES Y CONSEJOS


Para la salsa de las albóndigas puedes echar un vaso de vino blanco como te he explicado pero también admite coñac, éste habrá que flambearlo (es decir, prenderlo con una cerilla) apagando antes la campana extractora para que la llama no suba en exceso. Cuando se extinga la llama, el alcohol se habrá evaporado, añadimos entonces un vaso de agua a la salsa.

Puedes acompañarlas con unas patatas fritas cortadas en cuadraditos como las que te muestro en la imagen principal.

Un plato con mucho alimento, fácil y con muy buenos aromas. Espero que os salgan de maravilla y que me contéis los resultados ! Buen provecho
¿Buscamos más Recetas?
Recetas de Cocina Casera, Actualizado en: 21:25