Chocolate líquido. Receta paso a paso



Esta receta me gusta por su sencillez pero sobre todo por la gran utilidad que tiene. Te va a servir como base para múltiples postres, bizcochos, tartas, pasteles... o incluso tomarlo en taza.

El cacao procede de una fruta de un árbol con el mismo nombre, originario de Mesoamérica (mitad sur de México, Guatemala, Honduras, Nicaragua.. entre otros). Hoy en día, no existe prácticamente región del mundo donde no se conozca su existencia. Ha sido utilizado en la religión, en la política, en la gastronomía e incluso como moneda por los Mayas. Lo introdujeron en Europa los Españoles tras la colonización de América, cambiaron su receta original añadiéndole azúcar y aroma de canela, lo que produjo una gran aceptación social. Nos es hasta finales del Siglo XIX cuando deja de tomarse solo como bebida, pasando  también a consumirse de forma sólida.

Tras este breve repaso histórico del cacao, os dejo los pasos para elaborar vuestro propio chocolate líquido. Espero que os sirva y ya sabéis, ante cualquier duda dejadme un comentario. Buen provecho!


INGREDIENTES  [20 minutos    4 Personas] :

4 c. soperas de cacao en polvo con alto porcentaje en cacao    300 cl. de leche    2 c. soperas de azúcar   


ELABORACIÓN DEL CHOCOLATE: 

01. Introducimos el cacao en polvo, la leche y el azúcar en el vaso de la batidora y batimos hasta que se mezclen bien.


02. Vertemos la mezcla en una cacerola y calentamos a fuego lento removiendo con la cuchara de madera para que no se pegue. Cuando empiece a hervir la retiramos del fuego.


03. Ya tienes listo el chocolate, puedes verterlo en un recipiente para que tus comensales se lo echen en el postre directamente o servirlo en taza para los churros. 


ANOTACIONES Y CONSEJOS:

Si prefieres más líquido el chocolate bastará con echarle un poco más de leche.

Esta receta te servirá de base para otras, como por  ejemplo:




Como veis, una receta fácil que nos servirá para muchos postres. Espero que os guste!

 
Cargando...