¿Qué Recetas buscas?

Cabezas de cordero asadas al horno. Receta paso a paso

Cabezas cordero asadas horno
Presentación final del plato

Cabezas de cordero asadas al horno


Las cabezas de cordero o chivo al horno o asadas son un plato típico de casquería, muy extendido por todo el mundo. Utilizado en la gastronomía española, francesa, alemana y latinoamericana así como en países de oriente medio.

En este caso, las cabezas vienen cortadas a la mitad, de forma que nos quedan dos caras por cada perfil. Generalmente al comprarlas puedes pedirle al casquero que retire el ojo del animal, pero si sois amantes de este plato, te recomiendo probarlo, te sorprenderá su sabor.

El punto fuerte quizás resida en los sesos, prestaremos atención en este punto y le daremos un mimo especial al recubrirlos con pan rallado, ajo, sal y un chorrito de aceite de oliva.

INGREDIENTES [80 minutos • 4 Personas]:


  • Cabezas de cordero - 2 unidades
  • Cebolla - 1 unidad
  • Ajo - 2 dientes
  • Pan rallado - 2 cucharadas
  • Vino blanco - 1 vaso
  • Agua - 1 vaso
  • Aceite de oliva virgen - 1 chorrito
  • Sal - al gusto


ELABORACIÓN DE LA RECETA


01. Lavamos bajo el grifo las cabezas de cordero con mucho cuidado de no dañar o desmenuzar la parte de los sesos que es muy frágil. Hacemos una cama de cebolla en la fuente del horno, salamos las cabezas por ambos lados y las colocamos encima. Ponemos las hojas de laurel y vertemos el vaso de vino blanco y el de agua.

02. A continuación, preparamos la zona de los sesos: espolvoreamos por encima un poco de pan rallado y sobre este el ajo picado. Calentamos un poco de aceite en una sartén pequeña y vertemos un chorro por encima de los sesos en cada una de las cabezas. Esto les dará una textura más sabrosa al asarlos.

03. Pre-calentamos el horno y cuando esté listo introducimos la bandeja durante 1 hora a 220º calor arriba y abajo. No debemos darles la vuelta, simplemente dejar que se hagan e ir comprobándolo a medida que se acerque el tiempo. Si ves que se están quedado muy secas puedes añadirles otro vaso de vino blanco.

ANOTACIONES Y CONSEJOS


Puedes acompañar este plato con unas pequeña menestra de verduras, patatas a lo pobre o cocida, ensalada o una pequeña porción de zanahoria rallada. Perfecto plato para tomar con un vino tinto de calidad.

Espero que os guste esta receta sencilla. Que aproveche!
¿Buscamos más Recetas?
Recetas de Cocina Casera, Actualizado en: 9:31