CROQUETAS CASERAS DE JAMÓN SERRANO. Receta a mano y Thermomix


Siempre he sentido especial debilidad por este plato, en especial por las croquetas de jamón serrano! Te recomiendo que consigas un buen jamón picado con el menor tocino posible, de este modo tendrán un sabor intenso que no dejará a nadie indiferente. Aunque claro está, pueden hacerse de muchos ingredientes: de bacalao, pollo, gambas, verduras... a gusto de cada cual.

Esta receta es originaria de la gastronomía francesa, aunque se ha echo quizás más popular en la cocina española y en los Países Bajos. Se cree que procede del Siglo XIX, incluso es mencionada por el escritor Alexandre Dumas en una crónica que hizo de sus viajes a España en 1846.

En este caso, la he descrito con explicaciones para hacerlas con robot de cocina (Thermomix) y también para hacerla a mano, para aquellos que prefieran el modo tradicional. Es algo laboriosa de realizar, sobre todo si la haces manualmente, pero compensa el esfuerzo en cuando das el primer bocado!


INGREDIENTES [4 horas contando tiempo en frigorífico    4 Personas] :

150 gr. de jamón serrano picado   170 gr. de harina  •  50 gr. de aceite de oliva    50 gr. de mantequilla    1/2 cebolla     600 ml. de leche desnatada    1 yema de huevo    2 huevos enteros    pan rallado    nuez moscada    pimienta negra    sal


ELABORACIÓN DE LA MASA EN THERMOMIX: 

01. Vertemos aceite y mantequilla en el vaso de la Thermomix, echamos la media cebolla y programamos 3 minutos, a temperatura Varoma, en velocidad 3 y 1/2. Pasado este tiempo, añadimos harina y programamos 1 minuto y medio a temperatura Varoma en velocidad 2 y 1/2.

02. Después, incorporamos la leche, una pizca de nuez moscada, una pizca de pimienta negra y sal (recomiendo echar poca ya que el jamón serrano suele ser de por sí salado), añadimos 2 cucharadas de jamón picado y programamos durante 7 minutos a temperatura Varoma en velocidad 4.

03. Finalizado este tiempo, añadimos el resto del jamón y la clara de la yema de huevo, lo removemos a velocidad cuchara durante 30 segundos.

04. Vertemos la masa en una fuente previamente humedecida (la pasamos por agua y la escurrimos) y dejamos enfriar varias horas en el frigorífico, tapándola con film trasparente de cocina, de este modo evitamos que se reseque la primera capa.

Aquí ya han terminado los pasos para hacer la masa de las croquetas en thermomix, el siguiente paso es para hacerlas a mano por lo tanto debes saltártelo e ir directamente al siguiente: Elaboración de las croquetas.


ELABORACIÓN DE LA MASA A MANO: 

01. En una sartén grande calentamos un chorrito de aceite a fuego medio, echamos la mantequilla, cuando coja temperatura añadimos la media cebolla picada finamente. Seguido, añadimos la harina pero sin dejar de remover, dejamos que se tueste un poquito y añadimos poco a poco la leche mientras seguimos removiendo hasta que ésta comience a hervir, en este momento bajamos el fuego sin dejar de remover y añadimos todo el jamón, la nuez moscada,la pimienta y una pizca de sal (con cuidado de no pasarnos ya que el jamón serrano es bastante saldo).

Bajamos el fuego removiendo de vez en cuando durante 5 o 6 minutos. Pasados estos minutos añadimos la yema del huevo, removiendo para que éste no se cuaje.

¡Importante durante todo este paso no parar de remover!

Vertemos la masa en una fuente previamente humedecida (pasada por aguna y escurrida) y dejamos enfirmar varias horas en el frigorífico, tapándolo con film trasparente, esto se hace para evitar que se reseque la primera capa.

Un pequeño truco: si quedaran grumos al remover la masa, vértela toda en el vaso de la batidora, bate hasta que  esté diluida y la vuelves a echar en la sartén ;)


ELABORACIÓN DE LAS CROQUETAS: 

01.  Enfriada la masa, procedemos a dar forma a las croquetas, cada uno tendrá su estilo de hacerlo... Mi modo, consiste en coger dos cucharas soperas, introducir un poco de masa entre ellas y con el juego de movimiento de las cucharas obtengo la croqueta con su forma ovalada tan característica. A mi gusto, la que cabe entre las cucharas en un tamaño ideal.  

02.  Una vez moldeadas las croquetas, preparamos en un bol los huevos batidos y en otro el pan rallado. Las pasamos primero por el huevo y después las rebozamos en el pan. 

03.  Las colocamos en una fuente. Debido a que la realización de esta receta es laboriosa, personalmente suelo hacer bastantes, unas las consumo en el día, y el resto las congelo. Para ello, las coloco en una bandeja y las cubro con film de cocina, después al congelador, y así las tendrás listas para otra ocasión tan  solo a falta de freírlas.

04. Por último, echamos dos dedos de aceite en una sartén y calentamos a fuego fuerte, cuando este caliente añadimos las croquetas una a una y bajamos un poco el fuego (no dejar al mínimo porque sino se abrirán), las damos la vuelta con dos tenedores hasta conseguir el dorado deseado por toda su envoltura.

05. Para servirlas, aconsejo que lo hagas sobre un plato con fondo de papel absorbente de cocina, de este modo quedará impregnado en él todo el aceite sobrante quedando unas croquetas deliciosas! 




ANOTACIONES Y CONSEJOS: 


¿Qué hacer con la clara de huevo que ha sobrado? Puedes guardarla en el congelador para utilizarla cuando vayas ha hacer una tortilla, de este modo todo se aprovecha.

¿Se pueden congelar las croquetas? Sí, de echo es aconsejable que hagas bastante masa. Es una receta sencilla pero trabajosa, congela parte de las croquetas moldeadas sin freír y para otra ocasión solo tendrás que pasarlas por la sartén.

¿Qué ocurre si haciendo la masa a mano quedan grumos? No te preocupes, vértela toda en el vaso de la batidora y la bates hasta que esté diluida, después la devuelves a la sartén y sigues con el proceso.


Espero que os haya gustado la receta, ya me contaréis... Que aproveche! 

 
Cargando...