Torrijas de leche caseras. Receta de Semana Santa

receta torrijas leche caseras semana santa
Presentación final del plato

Torrijas de Leche caseras para Semana Santa


Llega la Semana Santa y con ellas las torrijas! Esta receta es típica de la gastronomía española y de algunas regiones sudamericanas en fechas de Cuaresma. Es conocida desde el siglo XV y se piensa que su uso pudo darse para aprovechar el pan en el tiempo que no se podía comer carne.

Existen multitud de variantes entre las que se encuentran las Torrijas con Vino, bañadas en chocolate, o incluso para vegetarianos, en este caso, preparo unas deliciosas torrijas de leche. Otra receta típica de estas fechas son los Buñuelos de Bacalao.


INGREDIENTES [60 minutos • 4 Personas]:


  • Pan para torrijas (sirve el normal también) - 1 barra
  • Leche semidesnatada - 600 mililitros
  • Aceite de girasol - 1 chorrito
  • Huevos - 2 unidades
  • Azúcar - 1 cucharada
  • Canela - 1 pizca


ELABORACIÓN DE LA RECETA


01. Cortamos las rebanadas de pan a un grosor que nos permita dejar las torrijas esponjosas, en torno a los 3 o 4 cm. cada una. Recuerda que los extremos del pan se desechan. En este caso he utilizado pan especial para torrijas, es un poco más esponjoso, con más miga y de mayor tamaño que el normal pero puedes utilizar cualquiera que tenga estas características.

02. En un cazo vertemos la leche, añadimos tres cucharadas de azúcar y echamos canela al gusto. Lo ponemos a calentar a fuego medio y removemos hasta que el azúcar se disuelva. Apartamos y dejamos enfriar. Ahora cogemos una rebanada y la sumergimos por ambos lados, retirándola rápidamente para impedir que absorba demasiado líquido y se deshaga.

Te recomiendo que las dejes en un escurridor con un plato debajo para aprovechar después la leche que ha caído. Al hacerlo con este método irás un poco más despacio porque en el escurridor solo cabrán dos o tres rebanadas, ya que las colocaremos una al lado de la otra y nunca sobrepuestas para impedir que se aplasten.

03. Batimos los huevos en un plato aparte. Vertemos aceite en una sartén suficiente para cubrir la mitad de la torrija, ponemos a calentar a fuego medio. Cuando el aceite empiece a calentarse, coges la rebanada escurrida con mucho cuidado con las manos, la rebozas sobre el huevo vuelta y vuelta.......

04. .....y de ahí rápidamente a la sartén. Deben freírse rápidamente por fuera, por eso tienes que colocarlas en la sartén solo cuando el aceite esté caliente, de lo contrario también se harán por dentro.

Lo que se trata es de conseguir que la parte externa quede frita y por dentro estén jugosas. Para ello cuando una cara esté dorada la damos la vuelta y doramos la siguiente, este proceso dura menos de un minuto. Doramos ambas caras y retiramos a un plato con un papel absorbente en su base.

05. En otro plato, echamos azúcar, canela y mezclamos. Cogemos la torrija ya frita, la rebozamos por ambas caras y la pasamos a una fuente. Hacemos este paso con todas.

06. Una vez completada la fuente, calentamos de nuevo el cazo de la leche, le añadimos más azúcar y canela si le hace falta y vertemos un poco sobre la fuente de las torrijas, por encima de ellas hasta que queden bien empapadas ya que luego absorberán mucho líquido.

Plato típico de estas fiestas de Semana Santa en España, que espero que todos disfrutéis junto a los vuestros y en buena compañía. Y ... no os atiborréis a tomarlas que no son muy ligeras que digamos!! Que a pesar de utilizar leche semidesnatada para la receta... siguen engordando! jaja


ANOTACIONES Y CONSEJOS


¿Puedo darle un toque más dulce a las torrijas? Efectivamente, para ello, en el último paso, puedes añadir a la leche cuando se esté calentando y antes de verterla sobre las torrijas, una par de cucharadas de miel en vez del azúcar. Esta quedará impregnada sobre la superficie dando un sabor más dulce si cabe.

También, puedes darle un ligero toque de sabor limón, añadiendo piel de éste cítrico a la leche en el paso número dos.

¿Qué hago con los extremos del pan que han sobrado? Puedes guardarlo para hacer pan rallado, te servirá para una infinidad de platos y te durará meses si lo guardas en un tarro de cristal en un lugar seco.

¿Puedo utilizar aceite de oliva en vez de aceite de girasol? No es recomendable, ya que el sabor de éste es mas intenso que el de girasol. Para la repostería suele utilizarse éste último.
Recetas de Cocina Casera, Actualizado en: 20:33